Llámanos
  • +52.(55) 5342-9000

La evolución de la Bolsa Mexicana de Valores a través de sus sedes

Calle de Plateros No. 9

El 31 de octubre de 1894 se fundó la Bolsa Nacional, con sede en la calle de Plateros en la Ciudad de México. Los promotores de la primera Bolsa en México crearon una Sociedad Anónima con 300 acciones, representativas de un capital de 60 mil pesos. 

Se estableció un procedimiento para que existiesen socios contribuyentes o cooperadores y se fijó un número de 50 agentes de negocios sujetos a la calificación de honorabilidad para darles crédito y respetabilidad garantizando sus operaciones con una fianza de 5 mil pesos.
Las operaciones podían realizarse durante sesiones públicas de negocios o fuera de ellas y se publicaba una hoja con los datos que se generaban junto con las noticias financieras más relevantes.

La Bolsa de México pasó por diversos cambios de organización y sedes producto de numerosos factores: desacuerdos internos en la administración, devaluaciones monetarias, entre otros. En 1896, decidió suspender sus actividades hasta lograr determinar la función de los diferentes intereses involucrados. Con el tiempo, surgieron también nuevos grupos de corredores e incluso se divulgó la idea de fundar una nueva Bolsa.
A lo largo de su historia, la Bolsa ha cambiado de nombre, de estatutos y de sede, sin embargo, sus principios éticos y el interés por promover un marco institucional que legitime las operaciones y genere confianza en la actividad financiera, continúan vigentes.

 

La sede de Uruguay 68.

Uruguay 68 Foto: Salón de Remates, Calle de República de Uruguay 68 (A viva voz)

El proyecto arquitectónico de la nueva sede inaugura el 25 de enero de 1957, estuvo a cargo del arquitecto Enrique de la Mora, en la colaboración con Fernando López Carmona y en cuya construcción participó la empresa Cubiertas Ala del arquitecto Félix Cándela. La pizarra del salón de remates, inspirada en la bóveda nervada del crucero de la iglesia de la purísima en Monterrey, —diseñada también por Enrique de la Mora en 1946— es considerada patrimonio arquitectónico de México.

El 19 de septiembre de 1985, la Bolsa Mexicana de Valores suspendió sus actividades a causa del terremoto que sacudió a la Ciudad de México. Aunque no fue afectada, su sede quedó aislada debido a que algunos de los edificios cercanos fueron derribados por el sismo.
La Bolsa reanudó operaciones en forma temporal en el edificio que ocupaba la Casa de Bolsa Ábaco. Dos años más tarde, en 1987, la Bolsa adquirió un predio sobre Paseo de la Reforma donde construyó el actual edificio del Grupo BMV.

 

Sede Actual

La sede actual de la Bolsa Mexicana de Valores fue inaugurada el 19 de abril de 1990 y es una obra del arquitecto mexicano Juan José Díaz Infante (1936-2012) quien con su diseño y conceptualización monumental reformuló la arquitectura metropolitana.